domingo, 4 de noviembre de 2012

Medios y cambio social

Recientemente el artículo de Fernando Vicario titulado "Para comunicar la diversida" en el número 90 de la revista Telos me recordo que debía repasar "La dialéctica del ilumnismo" de dos antiguos autores marxistas vinculados a la Escuela de Frankfurt. Se trata de uno de esos textos densos que cuando te lo recomiendan en la universidad se te cae de las manos pero que leido con calma y reiteradas veces pone de manifiesto tesis que están de perfecta actualidad. El texto consta de dos partes claramente diferenciada:

  • La primera parte la dedican los autores a analizar una curiosa contradicción. En efecto, ponen de manifiesto como "el ilumnismo", la racionalidad científico instrumental, que había contribuido durante siglos a desmitificar el mundo y que la humanidad tuviera un mejor conocimiento de la misma, se ha mitificado, siendo la única forma de conocimiento aceptada, a pesar de que la evidencia demuestra que en muchas ocasiones ese modo de conocimiento no es suficiente para una intepretación correcta de la realidad. Para una comprensión humorística del concepto os recomiendo el siguiente enlace en el que un director de recursos humanos intenta decodificar desde la racionalidad científico-técnico-instrumental la interpretación de la Sinfonía Inconclusa de Schubert.
  • En la segunda parte de la obra, los autores analizan la realidad de los medios de comunicación, y la conclusión no puede ser más clara: los medios de comunicación se limitan a reproducir la realidad, esto es siguiendo a Bauman, los medios (el diría la televisión) guían al mundo precisamente porque lo siguen, porque reproducen sus patrones de vida según sus modelos de ser. Los viejos autores funcionalistas ya habían captado esta realidad al poner de manifiesto como los públicos tienden a exponerse preferentemente a los medios que apoyan sus propios valores.
Desde esta perspectiva ciertamente pesimista, parece que los medios de comunicación no pueden constituirse en factores del cambio social, sino que básicamente son  reflectores y amplificadores de la realidad social, y cuando aparentan ser vanguardia e implantar modas, en realidad están reflejando que esa moda ya se ha implantado y es relevante entre un subsegmento amplio de la población. De hecho, los medios críticos y contraculturales ocupan espacios muy restringidos de la audiencia. En próximas entradas expondré datos que avalan esta tesis.

Para terminar una curiosidad de esas que de vez en cuando se encuentran por internet. Precisamente buscando en la red el texto "Dialéctica del ilumnismo" encontré con un página web en la que se recogen textos de los principales autores marxistas en infinidad de lenguas. Para acceder pinchar en la imagen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario